Log in

VENEZUELA: ¿Que busca Smartmatic al denunciar por fraude al CNE?

Resumen Latinoamericano/La tabla, 5 de agosto 2017.

La denuncia de manipulación de las cifras de participación en las elecciones de la Asamblea Constituyente, realizadas el domingo 30 en Venezuela, pretende matizar el impacto que sobre las tecnologías de voto automatizado tuvo un evento de hackers efectuado la semana pasada en Las Vegas, y que puso al descubierto las vulnerabilidades de las “máquinas de votación”.

En The Voting Machine Hacking Village, realizado en el marco de la conferencia de hackers DefCon, los participantes intervinieron unas 30 máquinas de votación usadas en distintos procesos electorales en EEUU, incluyendo las de 2016. Estas elecciones fueron objeto de denuncias que señalaban a Rusia como responsable de un intento de intervención para modificar los resultados.

El ejercicio de los hackers reveló que las máquinas no están a la par con las tecnologías modernas, pues las debilidades básicas de algunos de los modelos fueron descubiertas en tan sólo 90 minutos.

Según los informes, los métodos de hacking incluían tácticas simples como navegar a través de Google para encontrar contraseñas y pulsar control-alt-delete e introducir la contraseña genérica de la máquina para desbloquear funciones administrativas.

Como consecuencia el respaldo a sistemas automatizados de voto se ha reducido, lo cual inevitablemente afectaría los intereses comerciales de Smartmatic.

 

De allí que la declaración de Antonio Mugica el miércoles desde Londres pretende realmente mostrar la utilidad del voto electrónico y de sistemas digitales controlados por un operador privado para evitar o poner al descubierto un acto de manipulación de datos intentado en altos niveles de la administración electoral.

Esta hipótesis ha sido develada en un artículo publicado en la página webrootsdemocracy.org, que evidentemente es una especie de socio o fachada social de Smartmatic: “Venezuela: A rigged election uncovered thanks to electronic voting” (Venezuela: Una elección fraudulenta descubierta gracias al voto electrónico) es el título.

La nota, firmada por Areeq Chowdhury, un joven británico de 25 años de edad, destaca las diferencias de la cifra de participación tal como las presentó Mugica: “Estimamos que la diferencia entre la participación real y la anunciada por las autoridades es de al menos 1 millón de votos.Basándonos en la solidez de nuestro sistema, sabemos, sin lugar a dudas, que la participación de las recientes elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente fue manipulada “. Y enseguida se pregunta si en “el caso de Venezuela, ¿hubiéramos sabido hasta qué punto las elecciones fueron fraudulentas o manipuladas si el sistema se hubiera basado en papeletas de papel?”, con lo que intenta reivindicar para la compañía el “descubrimiento” supuesto fraude electoral. 

Cita la situación ocurrida en la conferencia de hackers y explica aunque pudo haber habido algunas vulnerabilidades importantes destacadas en Defcon, hay una diferencia entre atacar con éxito una máquina de e-votar comprada en eBay y atacar con éxito una máquina de votación electrónica durante un ambiente electoral en vivo, con todos los controles y balances en su lugar.

La conclusión es reiterativa de la tesis del fraude al expresar que “lo que está claro es que si resulta ser cierto que las autoridades electorales venezolanas están mintiendo sobre la cifra de participación, será gracias a los resultados verificables del voto electrónico que la verdad salió a la luz.”

 Vale precisar que los artículos de Webroots son citados con frecuencia porSmartmatic para darle sustento a sus propios artículos, e incluso hay contenidos que se atribuyen abiertamente a actividades de investigación conjunta, como esta referido a la baja participación de jóvenesen la consulta del Brexit el año pasado. Esto permite comprobar que la página de Chowdhury es uno de los instrumentos de desarrollo de agenda pública usados por la corporación de elecciones.

Esto no significa que no haya una vinculación política de la denuncia de “fraude”, y probablemente ese sea la principal justificación. Pero es pertinente identificar los intereses y la estrategia comercial tras el informe y no omitir el rol que sin duda tiene.

En tono de claves se puede señalar:

1.- La denuncia intenta agregarle valor al rol de Smartmatic: “nuestro sistema descubre los fraudes”. Más que una opción defensiva tiene un carácter ofensivo. La  corporación y sus aliados y operadores de opinión pública acusan abiertamente al CNE de cometer un fraude y de “corregir” la cifra de votantes.

2.- El gobierno descalificado de Nicolás Maduro y su administración electoral es “forajido”: “por eso no le avisamos de la inconsistencia de los datos”.

3.- Los recursos tecnológicos y la competencia gerencial de Smartmatic permite o justifica que pueda actuar como una especie de “árbitro técnico” aunque las decisiones son de carácter político e institucional.

4.- Esto último puede ser muy conveniente en caso de organización de procesos electorales en sociedades en conflicto o donde la organización tras el operador requiera desplazar del poder a un factor político.

5.- Smartmatic está ahora promoviendo el voto online, para lo cual obviamente requiere ser percibido como un operador de alta calificación técnica y decididamente un árbitro confiable.

 

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses