Log in

El plato de comida cada vez más lejos de la mesa de los argentinos

Texto y foto: United Press International - Argentina 

Conseguir un plato de comida es algo que cada vez se torna más difícil para los argentinos, y según lo reveló un estudio del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM).

Citado por el diario Página 12, el estudio del CEM, un centro interuniversitario que integran la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET); la Universidad Nacional Arturo Jauretche y la Universidad Nacional de Hurlingham reveló que un importante porcentaje de la población debió cambiar sus hábitos y elecciones alimenticias debido a la situación económica.

En octubre de 2017, el 34 por ciento dijo que bajó las porciones de comida, ahora es el 55 por ciento. Hoy en día, el 73 por ciento, es decir tres de cada cuatro personas, afirman que cambiaron las marcas de los productos que compraban, por supuesto pasándose marcas de inferior calidad.

Matías Barroetaveña, director del séptimo estudio que indagó sobre la seguridad o inseguridad alimentaria, económica y laboral, señaló que “lamentablemente, en este 2018, cada medición de clima social que hemos realizado dio peor que la anterior. Los datos recolectados en febrero y en junio ya habían sido muy preocupantes. Los de septiembre nos muestran que los ciudadanos de la región metropolitana de Buenos Aires cada día están peor”.

 

El tabloide agregó que las comparaciones con los monitores anteriores del CEM meten miedo. Por ejemplo, en octubre de 2017, un 48 por ciento decía que “el sueldo no me alcanza y tengo dificultades”; ahora ese porcentaje subió al 62 por ciento. En octubre de 2017, el 37 por ciento afirmaba que la situación económica era mala o muy mala y ahora subió al 66 por ciento. Y cuando se preguntó por la situación en su hogar, hace un año el 37 por ciento dijo que estaba mal y ahora trepó al 61 por ciento.

Barroetaveña agregó que sucede de forma dramática en el segundo cordón del conurbano, es decir, en las zonas aledañas a la Ciudad Autonoma de Buenos Aires. “Allí cerca del 40 por ciento dice haber tenido hambre por falta de ingresos. En el sur de este cordón casi el 70 por ciento de los entrevistados afirma haber disminuido la cantidad de alimentos que pudo comprar y el 66 por ciento ha dejado de comprar medicamentos. Sólo el tres por ciento considera que la situación económica del país es muy buena y al ser consultado sobre su economía personal apenas el seis por ciento experimenta una mejoría. Sin dudas, el Conurbano nos debería ocupar y preocupar. Claramente no alcanza con medidas paliativas y placebos publicitarios”.

Las medidas de ajuste el presidente Mauricio Macri golpean directamente a la población, que pierde poder adquisitivo, que disminuye su ingesta alimenticia, y que incluso, termina pasando a la situación de calle, como es posible de atestiguar con un simple recorrido por las calles de la ciudad capital del país que otrora fuese el granero del mundo.

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Bingo sites http://gbetting.co.uk/bingo with sign up bonuses